*“Un pueblo ignorante está sujeto a hacer un modelo económico neoliberal hermanada con la macroeconomía, que ha producido grandes segmentos de pobreza y desigualdad social.

“RECUPERAR LA FUERZA INTERIOR DEL ESTADO.

POR:JOSE JUAN AGUILAR VELAZQUEZ

“RECUPERAR LA FUERZA INTERIOR DEL ESTADO.

Política

Abril 14, 2014 17:21 hrs.
Política Internacional › México
POR:JOSE JUAN AGUILAR VELAZQUEZ › Voces del Estado de México

1,406 vistas

WWW.VOCESEDOMEX.- “Un pueblo ignorante está sujeto a cometer todos los días mil errores en su gobierno; y el orden como eje de desarrollo integral y si no es así ante acciones públicas de control, de interese de poder financiero soportado en un modelo económico neoliberal hermanada con la macroeconomía, que ha producido grandes segmentos de pobreza y desigualdad social. Por eso es necesario ver una forma de ver el entorno social, político, económico y administrativo que permita encausar las funciones de un Estado de bienestar.
Democratizar la democracia implica desarrollar el compromiso con el otro, pero el otro tiene que ser el más débil perjudicado y también las futuras generaciones y ese compromiso se deberá traducir en una participación que reivindique la política entendiendo que por más difícil que resulte la tarea de revalorizarla es la única posibilidad de superación para cambiar esta realidad vivida por todos. Democratizar la democracia significa ir cambiando las reglas del juego, relativizar representantes y dirigentes y valorizar la participación de todos que necesariamente deberá ser organizada y orientada al bien común. Lo que nos afecta a todos necesariamente debería ser decidido por todos y la práctica cotidiana se trasladará a la política formal, a las leyes y a lo institucional y no al revés.
Revalorizar la política como herramienta de transformación social, pero no una transformación de alternancia de poderosos sino una transformación que construya una nueva sociedad donde la mayoría real sea la verdadera beneficiada tanto en bienes materiales indispensables para la vida como en bienes culturales y espirituales concretando los sueños de todos los luchadores que han depositado su esperanza y fe en el ser humano y su potencialidad. Cuando reflexionamos y tomamos distancia y observamos la realidad comenzamos a cambiar. Si queremos una familia diferente, ser diferentes o una sociedad diferente, tenemos que aceptar que, no podemos ser indiferentes. Y para ello, tenemos que luchar por ser, no por dejar de ser. Y, para ser, hay que tener un gran sentido de la libertad, y para la libertad, hay que luchar por alcanzarla, no hay más. Nadie quiere dejarnos libres, porque entonces, no nos pueden explotar.


Ver nota completa...